Mi perro tiene miedo a los petardos (PARTE II)

perros-con-miedo-a-los-ruidos

DESCARGAR PISTA DE AUDIO

En la PARTE I comenzamos a abordar el tema “Mi Perro tiene miedo a los petardos” y les di algunos consejos de cara a las fiestas. ¿cómo preparar tu casa? ¿cómo prepararnos para el paseo? Productos que te pueden ayudar para relajarle, etc.

Como dijimos, todos estos consejos ayudarán a camuflar los ruidos y a prepararte pero en realidad no tratan el problema de raíz.

A continuación hablaremos de una técnica utilizada también en humanos conocida como Desensibilización Sistemática. Es una técnica que se utiliza para combatir fobias específicas y se basa en el principio de habituación. El objetivo es reducir el nivel de ansiedad del individuo exponiéndolo de manera repetida y gradual al estímulo que le causa esa ansiedad.

 

DESENSIBILIZACIÓN SISTEMÁTICA

El domingo realizamos un TALLER GRATUITO en nuestra residencia, en el que empezamos a implementar esta técnica. Y digo EMPEZAMOS porque ninguna fobia desaparece en un día. El taller consistió en dar las herramientas necesarias a los dueños para que puediesen continuarlo en casa.

miedo a los fuegos artificiales en perros  miedo a los ruidos en perros

Para explicarlo brevemente se trata de exponer a nuestro perro a la fuente de sus miedos pero de manera progresiva (desensibilización) y asociarlo a algo positivo ( el juego, un chuche, etc)

Desensibilización sistemática en perrosEl éxito de esta técnica radica en que se debe realizar con paciencia y poco a poco. Y solo avanzar a la siguiente fase  si has conseguido que tu perro se acostumbre al estímulo sonoro de la fase anterior.

Para los que no pudieron asistir al Taller y para los que nos acompañaron y desean seguir trabajando en casa,  les dejamos una guía con el paso a paso. Es importante recalcar que esto no es una receta mágica, cada perro tiene sus tiempos, por lo cual: Paciencia, Paciencia y más Paciencia.

 

Empecemos:

  1. Busca un lugar en la casa en el que puedas estar cómodo y sin interrupciones para que el perro se centre en ti y no se distraiga con otras cosas.
  2. Ten en cuenta que serán sesiones de 15 o 20 minutos, por lo que deja el móvil, y organiza todo para tomarte ese tiempo y centrarte en esta tarea, lo más importante en este punto  es que tú estés relajado y le des seguridad a tu perro. NADA DE PRISAS.
  3. Los premios serán en función de cada perro. Tú le conoces mejor que nadie, pueden ser sus chuches preferidos, trocitos de pollo o salchicha, un juguete, pero tiene que ser algo que a tu perro realmente le encante y le llame la atención.
  4. Necesitarás un reproductor de sonido y descargar una pista de audio con ruidos de petardos y fuegos artificiales. Al principio puedes utilizar tu móvil porque el volumen no será muy alto, pero es conveniente que al final puedas llegar a reproducirlo con un volumen amplificado.

    DESCARGAR PISTA DE AUDIO

  5. Comienza a jugar con tu perro, puedes usar su pelota o su juguete preferido. También puedes practicar órdenes como sienta, tumba, ladra, gira, vuelta,  etc, si ya las tiene aprendidas. Lo importante es que tu perro tenga la atención puesta en ti y la “cabeza ocupada”. Prémialo cuando haga las cosas bien!,  si no las hace no lo regañes, busca otra cosa que le llame la atención.
  6. Cuando hayas conseguido que tu perro esté al 100% contigo, pon el audio a un volumen casi imperceptible para ti. Piensa que los perros tiene el sentido de la audición mucho más desarrollado que nosotros, por lo cual, lo que puede ser un volumen bajo para ti, no lo será tanto para él. Por eso empieza con el volumen al mínimo, ya habrá tiempo para aumentarlo. Piensa que si se asusta a la primera, luego te costará mucho más tiempo recuperar su atención.
  7. Sigue jugando con él y ve incrementando el sonido poco a poco, cada vez que lo aumentes y tu perro “siga contigo” prémialo!!! Por el contrario, si ves que comienza a tener una actitud temerosa, quiere huir o está pendiente del sonido, baja un poco el volumen y recupera su atención. Deja ese nivel de volumen hasta el final, no fuerces más, mañana será otro día y ese será tu punto de partida.
  8. Sigue disfrutando con tu perro del juego unos minutos y poco a poco ve volviendo a la calma. Reserva unos minutos para tumbarte con él y relajarlo. Intenta que el sonido siga rodando igual pero si ves que no puede relajarse bájalo un poco, pero no lo apagues.
  9. La vuelta a la calma puede ser tumbados simplemente acariciándolo (siempre con movimientos lentos y amplios y nunca a contrapelo) o si te animas puedes darle un masaje relajante. Hay muchos videos en internet sobre el tema.  Lo importante es que tanto tu perro como tu estén relajados. Intenta controlar la respiración, y poco a poco ve bajando el volumen hasta apagarlo. Sigue un par de minutos más con el masaje o si está relajado déjalo en ese estado. No lo sobreexcites con otras cosas.
  10. Al día siguiente repite los mismos pasos, esta vez intentaremos que el perro llegue a tolerar un volumen un poco mayor al final de la sesión. Pero eso lo tendrás que ir viendo tú, cada perro es diferente. Quizás tengas que hacer varios días lo mismo hasta que se acostumbre y luego dar un paso más.
  11. Continúa aumentando día a día. Lo importante es que no avances si no estás seguro de que tu perro se ha adaptado a ese nivel de ruido.
  12. Si ves que tu perro va avanzando, puedes pedirle ayuda a alguien de la familia o a un amigo para que te eche una mano y continúa con el siguiente ejercicio.
    • Tu ayudante tiene que estar fuera de la habitación o a una distancia razonable para no asustar al perro, porque hará sonidos fuertes y sorpresivos.
    • Para ello podrá utilizar 2 botellas de plástico, 2 maderas o algo que al golpear produzca un ruido fuerte pero no tan fuerte como un petardo (tiempo al tiempo)
    • Coloca a tu perro la correa y comienza a jugar con él para que centre su atención en ti.
    • Cuando veas que tu perro está preparado, hazle una señal a tu ayudante para que ejecute el golpe. Tu perro dirigirá su atención en dirección a al sonido,  si realmente ha sido fuerte y es muy asustadizo probablemente intentará huir. Antes de que esto ocurra, en cuanto tu compañero realiza el golpe, tu llamarás la atención de tu perro y le atraerás hacia ti con tu voz (Ven chico!, ven aquí!, muy bien!!), con tu cuerpo y con la correa, incluso dando algunos pasos hacia atrás como si fueras a salir corriendo en esa dirección, Si lo consigues LO PREMIAS enseguida!! Si no lo consigues, no pasa nada. Intenta volver su atención sobre ti, llamándole, jugando con él, y cuando lo consigas en ese momento le PREMIAS.

Para qué sirve este ejercicio?

Perros con miedo a los petardosComo hemos dicho al principio, es muy habitual que en la calle nos encontremos con ruidos que asusten a nuestros perros, el claxon de los coches, las motos y en épocas de fiestas las bombetas y petardos de los niños y no tan niños.  Muchos perros ante estos ruidos se asustan e intentan huir con el peligro que esto conlleva. Con este ejercicio le enseñamos a nuestro perro que si se presenta un sonido que le asusta, lo mejor que puede hacer es venir hacia nosotros, de esa manera se sentirá más seguro y sabrá cómo actuar si te topas con este problema y evitamos que pueda huir.


El objetivo es llegar a amplificar el volumen al máximo posible sin que tu perro muestre signos de pánico o se bloquee.

MUY IMPORTANTE: No le premies, ni le acaricies, ni lo cojas en brazos si está asustado, solo prémialo cuando esté centrado en ti y lo más relajado posible.


perro-bolsoREPITO Y NO ME CANSO DE REPETIR, le enseñaremos a venir hacia nosotros para evitar la huida pero NO LE COJEREMOS EN BRAZOS ¿VALE?

Los bolsos los dejamos en casa, los perros tienen patas no asas ;-)


 

CONCLUSIÓN:

También hay que tener en cuenta que hay muchos factores que pueden entrar en juego como la edad del perro, si ha tenido o no algún episodio traumático con petardos, si es un perro que le asusta todo o solamente ese sonido, etc…

Yo recomiendo realizar este tipo de técnicas desde cachorro, incluirlas en el juego, durante la comida, asociándolo a estímulos positivos.  Enfrentarlo a estos sonidos de manera gradual y positiva le ayudará en el futuro a no padecer este tipo de fobias.

No pretendemos que el perro pase del pánico a ignorar completamente el sonido, conseguir esto es muy difícil sobre todo si estamos ante un perro mayor o que lleva muchos años con esta fobia. Pero lo que se intenta es que pueda controlar ese miedo, que baje su nivel de ansiedad y sobre todo que no lo pase tan mal. Pensemos que hay perros que en esas situaciones llegan a destrozar la casa, incluso a autolesionarse.

Tratar el tema de los miedos no es tarea fácil, requiere tiempo, paciencia y en muchos casos los dueños se ponen más nerviosos que el propio perro, con lo cual, es más difícil conseguir que el perro no entre en pánico si su dueño ante el menor ruido lo coge en brazos.

Por ello en los casos más complejos es recomendable que lo trate un profesional para valorar cuál es el tratamiento más adecuado para ese perro en concreto.

Si te ha parecido útil compártelo ;-)

Share This:

adiestrador-canino-madridJUANCHO VERONA

Adiestrador Canino Profesional con licencia de la ANACP

Instrutor Canino en Operaciones de Seguridad y Protección Civil

Móvil: 666 76 23 59

conducan@conducan.com

¿ALGUNA CONSULTA?

captcha

Share This:

No hay comentarios

Agregar comentario