Adiestramiento canino básico

La OBEDIENCIA BÁSICA está constituida por aquellas órdenes mínimas que son necesarias para mantener el control sobre el perro en un entorno de distracción bajo-medio. El objetivo es además de nuestro control sobre el perro, construir pautas de comportamiento que le permitan a él mismo mantener un control y manejo en situaciones cotidianas como encontrarse con otros perros en el paseo, que un niño se acerque a tocarle, mantenerse relajado y tumbado mientras disfrutamos de un refresco en una terraza con amigos, quedarse sentado y quieto mientras conversamos con un vecino, incluso frente a otro perro. Esto es posible!!

Las órdenes básicas son: SentadoTumbadoJuntoQuieto y Acudir a la llamada, aunque en la práctica a mi me gusta incorporar además la órden de “Sitio” que consite en tumbarse en su lugar en la casa (ya sea una manta, caseta o el lugar que le destinemos a nuestro compañero para que se relaje). La orden de “Mira”, que implica centrar su atención en nosotros, sobre todo cuando vamos paseando y queremos que fije su vista en nuestra persona. Y por último, algo que resulta obvio pero no siempre los propietarios son concientes de la necesidad de aprenderla : “NO”. Esta órden es fundamental para indicar límites y conductas no deseadas.

“SIENTA” o “SIT”

obediencia-basica-sentado

 

 

Aunque es una posición natural, lo que debemos lograr es que dicha postura la mantenga hasta la nueva orden. Inicialmente el sentado irá asociado a la posición base. Luego iremos consiguiendo que la ejecute por comando verbal, comando gestual, a nuestro lado y a distancia.

 

“TUMBA” o “PLATZ”

obediencia-basica-tumbado

 

 

Dependiendo del tipo de perro, la postura de “Tumbado” se enseñará de diferente manera. En perros inseguros, esta postura implica renunciar a su estado de alerta y generalmente, al principio del aprendizaje, la realizan tocando el suelo con la parte delantera y manteniendo levantada la cadera y patas traseras. En este tipo de perros es más adecuado trabajar buscando un estado de calma y relax. Evitar movimientos bruscos que puedan asustarle y generar una sensación de inseguridad. En cambio para un perro dominante, esta postura implica perder liderazgo, por lo cual, se le enseñará más por imposición, marcando la jerarquía. Esto no implica castigos ni mucho menos, incluso se trabaja con premios, pero es necesario trabajar con firmeza y una actitud de líder. Cada perro es diferente por lo que hay que estar atentos a las señales que nos dan, actuando con más sencibilidad en algunos casos y firmeza en otros. Esa lectura de la actitud corporal de cada individuo permite definir cómo encarar el aprendizaje del “Tumbado” y las correcciones que en cada caso en concreto podremos realizar.

“JUNTO” o “FUZZ”

junto

 

 

Es el eje de la Obediencia Básica Canina, por ello es imprescindible trabajar esta orden de manera correcta. Mediante el “junto” nos comunicamos con nuestro compañero. Es a través de un correcto contacto físico, donde le transmitimos el órden jerárquico, le motivamos, le guiamos y mantenemos centrada su atención hacia nosotros. Para empezar a trabajar el “junto” es necesario partir de la “posición base”. En dicha posición debemos lograr que la atención del perro esté centrada en nosotros. En la posición base, el perro debe estar correctamente posicionado, sentado a nuestro lado, y nunca por delante o frente a nosotros. Su postura debe ser erguida y con su atención puesta en nosotros. Evitar las posturas relajadas, con las patas hacia los lados, o sentándose de lado sobre su cadera. Nota: es habitual en los cachorros que en la posición base no se sienten correctamente dado que su aparato locomotor se está desarrollando, sus articulaciones y ligamentos son más laxos, pero poco a poco habrá que ir corrigiendo esta postura hasta su correcta ejecución para evitar malos hábitos posturales.

“QUIETO” o “STILL”

obediencia-basica-tumbado

 

 

Con la órden de “Quieto”, le enseñaremos al perro a mantener esa postura, en posición sentado o tumbado, hasta la próxima órden. Con la práctica lograremos que el perro se quede en el sitio mientras nos alejamos, más allá de las distracciones que se le puedan presentar, hasta que le demos la siguiente órden, por ejemplo “Ven aquí”.

 

“VEN AQUÍ” o “COME HERE”

llamada

 

 

Acudir a la llamada suele ser la órden que a los dueños le da más problemas, muchas veces porque temen que el perro se escape y cometen errores como salir corriendo tras ellos o porque el perro termina marcando sus tiempos, con lo cual es el dueño quien espera mientras el perro se decide a regresar. Es ideal trabajar esta orden desde cachorro, con juegos en los que tengan que seguirnos. A esta edad son muy dependientes de nosotros y será más fácil incorporar la llamada “Ven aquí”, porque nos siguen a todos lados. En el perro joven o adulto, se comienza trabajando con correa, incrementando la longitud de la misma (es ideal el flexi). En este proceso se irán incorporando distracciones y poco a poco iremos prescindiendo de la correa. A la órden de “Ven aquí” el perro deberá regresar y sentarse frente a nosotros a la espera de la nueva orden. En un paso más avanzado, le enseñaremos a sentarse a la izquierda, regresando a la “posición base”, lo que en adiestramiento llamamos “pase a junto”, es decir volver a la posición inicial para comenzar a caminar nuevamente en “Junto”.

CONCLUSIONES

Este conjunto de órdenes básicas, son fundamentales en la vida de cualquier perro porque les permite tanto al dueño como al perro tener claro el lugar que debe ocupar cada uno, y sobre todo nos permite disfrutar con nuestro compañero de actividades que de otro modo sería imposible realizar.

¿Cuánto tiempo dura el Adiestramiento?¿Cuanto cuesta un adiestramiento canino?

Todo dependerá de factores como la edad, raza, y conductas a corregir entre otros. Para determinar el tiempo y tipo de adiestramiento es imprescindible ver al perro y su entorno. Por ello, la primer visita a domicilio es Gratuita (Comunidad de Madrid). En ella se establece un diagnóstico y el tiempo necesario para el adiestramiento, la metodología de trabajo, precio y formas de pago. También se orienta al propietario con algunos consejos y acciones básicas para comenzar. Dicha visita es sin compromiso alguno.

¿Qué metodología utilizo en el adiestramiento canino?

La metodología se adaptará a cada perro en particular, con algunos habrá que trabajar con mayor sencibilidad, con otros con mayor firmeza, pero siempre teniendo en cuenta que los mejores resultados se obtienen trabajando en positivo, indicando lo que NO debe hacer pero reforzando siempre las conductas correctas.

“Esto NO, pero esto SI. ¡Buen chico!”

 

¿Quién debe realizar el adiestramiento?

Tanto el pre-adiestramiento como el adiestramiento, deben ser llevados a cabo por un profesional. Nos encontramos todos los días con gente que cree que por haber visto unos capitulos del “Encantador de perros” o ver unos videos de adiestramiento por Youtube, ya son capaces de adiestrar a su perro o peor aún, publicitarse como adiestrador canino. No está mal informarse en este aspecto, al contrario, son consejos y sugerencias que siempre vienen bien, y ayudan al propietario a entender mejor a su compañero. Pero cada perro es un mundo, y sólo un profesional está capacitado para realizar un diagnóstico y establecer un plan de adiestramiento adaptado. Si se cometen errores, luego será más difícil corregirlos. Por ello, siempre que decidan adiestrar a su perro, elijan profesionales con licencia.

adiestrador-canino-madridINFORMACIÓN Y CONTACTO

ADIESTRAMIENTO CANINO BÁSICO EN MADRID

Juancho Verona

Móvil: 666 76 23 59

conducan@conducan.com

captcha

Share This: