Los beneficios de las mascotas para los niños (entrevista Cadena Ser)

ENTREVISTA REALIZADA EN EL PROGRAMA “CURARSE EN SALUD” CADENA SER

Invitados:

Dr. Enrique La Orden. Pediatra en el Hospital Infanta Elena de Valdemoro

Juan Manuel Verona: Adiestrador Canino

Enlace página Cadena Ser aquí

las-mascotas-y-los-ninos

Los niños interactúan con sus mascotas de una manera distinta según la edad: los niños más pequeños de 2-3 años las empujan, golpean… el niño de 3-4 años los acarician y los niños mayores los abrazan y masajean con un contacto más delicado. En relación a este contacto el niño desarrolla una amplia gama de atributos sociales hacia estos animales. Estas cualidades hacen que las mascotas sean beneficiosas tanto para el niño en desarrollo como para uso en psicoterapia infantil. Tener mascota hace que los niños cooperen más y participen más, les hace ser más responsables y tener mayor autoestima y también a ponerse en el lugar del animal e intentar sentir como el animal siente. Esta empatía la aplican en su relación con otros niños. El perro es un ejemplo de lealtad y es un ejemplo a seguir para que el niño aprenda que puede estar solo si es necesario y a seguir normas de convivencia básica. Además es una excelente arma para combatir el sedentarismo y fomentar la vida en familia y la sociabilización con otras personas. En relación con el desarrollo de alergias en la primera infancia, de momento, no está claro el beneficio o perjuicio de convivir con un perro.

Sin embargo el hecho de tener una mascota implica unas responsabilidades…

Por ello, antes de tomar la decisión de tener un perro tenemos que hacernos algunas preguntas. Independientemente de tener niños o no, la decisión tiene que ser meditada y consensuada con toda la familia. Pero si tenemos niños, la responsabilidad es mayor.

¿QUÉ ESPACIO TENEMOS Y CUÁNTO TIEMPO PODEMOS DEDICARLE?

No es lo mismo si vivimos en un piso o tenemos una casa con jardín. No es lo mismo si hay alguien en casa todo el día o si el perro estará solo hasta las 8 de la tarde.

Los perros necesitan que les dediquemos tiempo, entonces, antes de ilusionar a nuestros niños con la llegada de un compañero de juegos, los adultos tenemos que tomar conciencia que traer a casa un perro va a cambiar la rutina y la vida de toda la familia, y nos va a demandar tiempo, esfuerzo y dinero.

Primero hay que pensar si nuestra realidad actual nos permite tener un perro, a veces es sólo cuestión de organizarse, distribuir responsabilidades entre los integrantes de la familia. Aquí podemos aprovechar para integrar a los niños en estas tareas conforme a su edad.

Pero hay que tener claro que, aunque tengamos toda la buena intención, no todo el mundo puede tener un perro, porque su realidad no se lo permite. Si no tomamos conciencia de ello, después vienen los problemas. Muchas familias, por no habérselo planteado antes, llevan el perro a casa, no se hacen con él, no tienen tiempo para pasearlo, el perro se porta mal, y luego tienen que regalarlo, con las consecuencias que ello supone para el perro y para el niño.

Entonces, antes de tomar una decisión, PENSARLO BIEN!!

Los consejos al buscar una mascota…

 

TOMARSE EL TIEMPO PARA ELEGIRLO

perros-ninos2Una vez tomada la decisión de tenerlo, hay que tomarse el tiempo para elegir a nuestro nuevo compañero. Esto no es ir al supermercado y coger una bolsa de patatas. Muchos padres, por el entusiasmo de tener un “perrete”, se levantan un domingo, cogen el coche con los niños, y como si fueran de compras, se van a una perrera y terminan el día llevándose al que más pena les dio. Grave error!!!
O se meten en internet a buscar en protectoras y asociaciones, eligen el de la foto más bonita o el de ojillos tristes, y se lo mandan traer desde la otra punta de España. NO!!

Es un ser vivo que nos acompañará muchos años, entonces la decisión también tiene que ser meditada, y si no se tiene muy claro el tema, pedir ayuda a un profesional que nos pueda orientar.

OPCIONES A LA HORA DE BUSCARLO

  • Comprar: la ventaja es que podremos elegir la raza y edad, saber de dónde viene, cuáles han sido sus padres. Lo cual nos permite contar con más información, incluso a la hora de prevenir ciertas enfermedades como displasia, entre otras.
  • Adoptar: hay muchos perros que necesitan una familia, lo importante es acudir a un centro responsable que nos pueda orientar. SIN PRISAS. Si es posible, ir primero los adultos y una vez elegido llevar a los niños.
  • Acogerlo, es una posibilidad. Hay protectoras que necesitan que les echen una mano por cuestiones de espacio y quizás puedan tenerlo un tiempo y ver si es el perro para esa familia. El problema aquí será la despedida si deciden no adoptarlo, pero es preferible a luego tener problemas.
  • Apadrinar: es decir, hacernos cargo de un perro que está en una protectora.. Esto nos permite visitarle, conocerle, ver si se adaptaría a nuestra familia y a los niños y si todo va bien y es viable, lo podemos adoptar.

¿CUÁL ES EL ADECUADO PARA LA EDAD Y TEMPERAMENTO DE NUESTROS HIJOS?

perros-ninos3HASTA LOS 3 AÑOS, nuestros hijos empiezan a descubrir el mundo, a caminar, todo lo tocan, todo lo golpean, lo chupan y lo muerden. En esta etapa del niño, incorporar “otro cachorro” puede tener sus pros y sus contras.

Por un lado, si el perro es muy cachorro (2-3 meses) harán juntos el período de sociabilización, y el perro asumirá al niño como parte de su manada, además podemos influir en el carácter del perro por lo que esto será muy positivo en la relación niño-perro.

Pero también hay que tener en cuenta que los cachorros demandan tiempo, y a veces con un niño pequeño en casa, no lo tenemos. Ellos también están descubriendo el mundo, todo lo rompen, todo lo muerden, ensucian en cualquier lugar, porque también están aprendiendo. Entonces, no podemos perderles de vista ni un minuto, a ninguno de los dos.

En cuanto al tamaño del perro, se aconseja que no sean muy pequeños. Los niños a esta edad, no tienen control de su cuerpo y pueden hacerles daño con juguetes, o golpeándoles, y los perros como Chiguaguas, York Shire, Pequineses, Pomeranian, son muy sensibles en ese sentido, terminarán huyendo del niño, además tienen mucho temperamento y poca paciencia. Estas razas son aconsejables para niños un poco mayores, o cuando puedan entender cómo tratar a su mascota.

Tampoco son aconsejables las razas gigantes como el Mastín, el Gran Danés o el San Bernardo porque, aunque son muy nobles y cariñosos, simplemente por jugar pueden hacerles daño, y ser los niños quienes huyan de ellos.

También evitar las razas que babean mucho por cuestiones higiénicas o que suelten mucho pelo sobre todo por cuestiones de alergias.

Para los más pequeños prefiero razas juguetonas, cariñosas y pacientes, como el Labrador, Golden Retriever , Schnauzer, Boston Terrier, entre otros.

Igualmente, a esta edad nunca hay que dejarlos solos, siempre tienen que estar bajo nuestra supervisión.

ENTRE LOS 4 Y 8 AÑOS, ya podemos explicarles mejor cómo deben tratar a su mascota, e ir incorporando pequeñas tareas como ayudarnos a cepillarles, ponerles el plato de comida, salir de paseo, etc.

Un cachorro podría ser una buena opción, sin olvidar que mordisquean mucho y a veces pueden hacer daño jugando, pero es una etapa muy bonita para que compartan juntos, porque los cachorros son muy juguetones, activos y grandes compañeros de juegos.

Podemos mencionar algunas razas más, además de las anteriores como el Dálmata, Cocker , ( ojo!! necesitan mucho ejercicio diario) Bobtail, Boxer. Si tienes poco espacio y tiempo, el Bulldog francés es una buena opción. También podemos contar con los de razas pequeñas como el Bichón Maltés, York Shire, Chiguagua, etc.

perros-ninos5LOS NIÑOS DE 8 AÑOS O MÁS ya pueden asumir algunas responsabilidades y es conveniente que lo hagan, como cepillarle a diario, darle la comida, llevar la correa en el paseo bajo nuestra supervisión. Tanto un cachorro como un perro adulto puede ser un buen compañero. Los perros pastores como el Pastor Alemán, el Pastor Catalán, Collie y Border Collie, son excelentes compañeros de aventuras. El Mastín y el San Bernardo son excelentes ¨niñeras¨.

En cuanto al temperamento de nuestros hijos:

Tener un perro puede aportar a nuestros hijos grandes beneficios desde el punto de vista psicológico y socio-afectivo. A la hora de elegir a nuestra mascota tenemos que preguntarnos cuál sería el más indicado de acuerdo a la forma de ser de nuestro hijo, aunque no es una tarea fácil, es algo que nos tenemos que plantear.

Por ejemplo, yo no recomendaría un Dálmata o un Cocker a un niño hiperactivo, porque nos destrozan la casa!! . Quizás sería más adecuada una raza como el Golden, un Labrador, un Boston Terrier, que siguen siendo activos y juguetones pero no desbordan energía. O algún moloso como el Mastín o el San Bernardo que son perros tranquilos y muy cariñosos.

Si es introvertido, quizás un perro vistoso y bonito o un cachorro, que llame la atención de otros niños y que sea un medio de sociabilización para él y para vencer su timidez, ya que serán los otros niños los que se acerquen.

Si le cuesta concentrarse a la hora de estudiar, los perros son excelentes compañeros de estudio. Nos ayudan a relajarnos, a concentrarnos y bajar el nivel de stress y ansiedad. Las razas que se utilizan en terapia asistida son ideales.

Si nuestros hijos son miedosos o inseguros, o les cuesta dormir de noche por temor, un pastor puede ser una buena opción, incluso permitirle que duerma en la habitación con el niño (no en la cama) puede ayudarle a sentirse más seguro.

perros-ninos4Quiero enfatizar que NO EXISTEN RAZAS PELIGROSAS NI PORHIBIDAS a la hora de pensar en los niños, perfectamente un Pitbull, un Dóberman, un American Standford o un Rottweiler, pueden ser excelentes mascotas. Lo que sucede es que hay razas, que por sus características y temperamento, son más cariñosas y juguetonas, en cambio, hay otras que son más independientes. Pero ningún perro, si está bien educado, es incompatible con un niño.

CONTAR CON EL ASESORAMIENTO DE UN PROFESIONAL CUALIFICADO

Para terminar, desde CONDUCAN les alentamos a incorporar un perro a sus vidas y a la de sus hijos. Un perro no tiene por qué ser un incordio, al contrario, si se realiza la elección adecuada, se le integra y educa correctamente, podremos disfrutar con él y será un gran compañero, tanto para los niños como para nosotros mismos. En todo este proceso, pueden contar con el asesoramiento de un profesional que pueda guiarles y aconsejarles.

adiestrador-canino-madridINFORMACIÓN Y CONTACTO

MODIFICACIÓN DE CONDUCTA CANINA EN MADRID

Juancho Verona

Móvil: 666 76 23 59

conducan@conducan.com

captcha

Share This:

2 Respuestas

  1. Muy buena entrevista!

    • conducan

      Gracias David!

Agregar comentario